Un camionero multiplica casi por 10 la tasa de alcohol tras chocar con la Guardia Civil en accidente de tráfico


Abogadoaccidentetrafico.es

Abogados expertos en accidentes de tráfico. Rinber Abogados

Chocó con un vehículo que estaba en el arcén y siguió su marcha, como si nada. Pero se le escapó un detalle importante. El coche contra el que había colisionado era de la Guardia Civil. El camionero, que acabó detenido, multiplicó casi por diez la tasa de alcohol permitida para conductores profesionales.

No ocurrió de madrugada, ni después del almuerzo. El suceso tuvo lugar a la una de la tarde de este lunes en la autovía A-7 a su paso por la capital malagueña, en un tramo de cuatro carriles situado a la altura de la barriada de La Virreina.
El accidente se produjo en el kilómetro 241 de la calzada en sentido Cádiz. En ese punto se encontraba una patrulla de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico que se había parado en el arcén para atender a otro camionero al que se le había averiado su vehículo.
Aunque el obstáculo estaba señalizado por unos triángulos reflectantes, los agentes pidieron la colaboración de unos trabajadores de mantenimiento de carreteras, que pusieron conos y aparcaron su furgoneta en el arcén con los dispositivos luminosos encendidos.
Los obstáculos
En esos momentos, pasó junto a ellos un tráiler. Lo conducía un chófer de nacionalidad rumana, de 43 años, que en su camino se encontró, por este orden, con los triángulos de señalización, el furgón de mantenimiento y el coche patrulla.
El camión pasó muy cerca de los dos primeros, y chocó con el tercero. Según las fuentes consultadas, golpeó el lateral izquierdo del vehículo oficial, al que causó daños en la carrocería, además de romperle un espejo y la aleta.
El camionero siguió su marcha. Los guardias civiles, que estaban fuera del coche, se subieron inmediatamente en el mismo y salieron tras él. Lo interceptaron muy pronto. Todo parece indicar, por la actitud del chófer, que ni siquiera se dio cuenta del siniestro.
Los agentes sí percibieron que presentaba signos de estar ebrio. Tras identificarlo, avisaron al Grupo de Atestados de la Comandancia de Málaga para que se desplazara al lugar con un furgón y le hiciera la prueba de alcoholemia.
Al soplar la primera vez en el etilómetro, el conductor dio una tasa de 1,41 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, es decir, casi diez veces el máximo permitido para profesionales y noveles, que es de 0,15 (el límite genérico, para el resto de conductores, es 0,25). En el segundo test, que se hace para contrastar, superó el resultado del primero.
A la vista de su estado, la Guardia Civil lo detuvo como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir con alcoholemia positiva y, además, causar un accidente.
Fuente: diariosur

RINBER abogados, cuenta con un Área específica de abogados especializados en accidente de tráfico y recomendamos, ante un accidente de tráfico, cuente con el asesoramiento de un abogado especialista en reclamación de indemnización por accidentes de tráfico.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments & Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*